Valle de Punilla,cabañas,hoteles

Valle de Punilla

Córdoba

DESTINOS MAS BUSCADOS EN EL VALLE DE PUNILLA

Valle de Punilla - CórdobaEste valle es uno de los más desarrollados turísticamente en toda la provincia. Gira en torno a Villa Carlos Paz, la “Mar del Plata” cordobesa, ya que concentra un turismo numeroso y entusiasta durante todo el verano, incluyendo su promocionada temporada de teatro. Villa Carlos Paz tiene una historia semejante a la de otras ciudades cordobesas: nació como un caserío dentro del casco de la Estancia Santa Leocadia, que con el tiempo quedaría bajo las aguas del dique sobre el río San Antonio. Carlos Paz, el dueño de la estancia, decidió reconstruirla en el emplazamiento actual: así nació el pueblo San Roque, que luego llevaría el nombre de su fundador. Con el tiempo, hoteles y clubes náuticos la convirtieron en un importante centro turístico, al que se sumaron teatros, el casino y discotecas. Hay que visitar en aerosilla el Cerro de la Cruz, de algo menos de mil metros de altura, coronado por una cruz de 15 metros, o elegir el sendero peatonal que recorre unos dos kilómetros dentro del cerro para llegar hasta la punta.

Valle de Punilla - Córdoba

En verano, el agua es la gran protagonista: las orillas del lago San Roque y el río San Antonio ofrecen balnearios para elegir, y se practican todo tipo de deportes náuticos. Hacia el sur, vale la pena conocer el Observatorio Astronómico de Bosque Alegre y la Fundación Cóndor, a las puertas del Parque Nacional de la Quebrada del Condorito. A sólo 55 kilómetros de Carlos Paz, este parque fue creado con intención de proteger el hábitat más austral del cóndor andino. Abarca unas 40.000 hectáreas y se puede recorrer en bicicleta (cuidando de no dañar las sendas y sin alejarse de ellas), a caballo o siguiendo las picadas de trekking. Los guías habilitados por Parques Nacionales llevan a los visitantes hasta los mejores lugares para el avistaje de cóndores.

Adentrándose, en cambio, en el Valle de Punilla, se pasará por Cosquín –la tradicional capital del folclore–, con su Museo Gardeliano y el Museo Cosquín, dedicado a los minerales y las piedras semipreciosas, y más adelante por La Falda, nacida en torno al ya mítico Edén Hotel, por donde pasaron Rubén Darío, los príncipes de Gales y de Saboya, y Albert Einstein, entre otros. Hoy está muy lejos de aquellas glorias, aunque haya sido convertido en centro cultural, pero aún parecen revivir en su silueta augusta los fantasmas y los secretos del pasado. Aquí también, como en Villa Carlos Paz, hay un Reloj Cucú, donde es obligada la foto de recuerdo. Los itinerarios por el Valle de Punilla siguen luego, siempre hacia el norte, en Huerta Grande y La Cumbre, situada a 1141 metros de altura y dominada por un Cristo Redentor que concentra las visitas en Semana Santa. Imposible no tentarse con los dulces de esta región: en la Estancia El Rosario se fabrican alfajores y licores que no dejan insensible a nadie que pase por el lugar. Entre La Cumbre y Los Cocos (que también tiene aerosilla) se pasa por Cruz Chica, donde se visita El Paraíso. Es decir, un paraíso terrenal, la finca donde vivió el escritor Manuel Mujica Lainez, hoy convertida en museo. El último punto es Capilla del Monte, que –carente de aerosillas y cruces en los cerros, todo un distintivo de la región– goza de la “única calle techada de América latina”, un centro comercial lleno de negocios y bares. Poco queda de los asentamientos comechingones, sin duda, en esta original iniciativa. De ellos quedan sobre todo las leyendas tejidas en torno al cercano cerro Uritorco, ya famoso por la supuesta atracción que despierta en los ovnis y seres sobrenaturales. ¿Por qué no probar? Un “encuentro cercano del tercer tipo” sin duda haría aún más inolvidables las de por sí encantadoras vacaciones cordobesas.

 
 
 

 

 
 
cabañas en rio ceballos
 
 
 
 
Capilla del Monte Cabañas
Punilla
Copyright 2005 sierrasdecordoba.com - Todos los derechos reservados
sierrasdecordoba.com hoteles y cabañas